La industria de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio ha demostrado durante los últimos años su carácter estratégico para la economía española, generando riqueza, retorno a la sociedad y un valor significativo en la cadena de suministro; además de un gran impacto en otros sectores industriales complementarios.

Así lo refleja el informe de KPMG “Impacto económico y social de la Industria de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio” presentado por la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa (TEDAE) en el que se confirma cómo estas industrias han recuperado la tendencia creciente previa a la pandemia.

En 2022, estas industrias alcanzaron una facturación conjunta de 12.135 millones de euros, lo que representa un incremento del 4.6% con respecto al año anterior. Esta cifra ha tenido un efecto directo de 5.460 millones de euros en la economía nacional, y un impacto indirecto de 5.647 millones de euros en otros sectores.

Este crecimiento no solo se refleja en la facturación, sino también en la contribución al PIB nacional. Las empresas pertenecientes a TEDAE aportaron cerca de 17.400 millones de euros, representando un 1.3% del mismo, teniendo en cuenta los efectos directos, indirectos e inducidos. Además de una inversión en I+D+i equivalente al 12.2% del total de inversión en España y la generación de empleo de calidad.

En lo que respecta a la industria de defensa, su facturación asciende a 7.139 millones de euros. De forma directa se generan 4.527 millones de euros de Valor Añadido Bruto, lo que equivale a un 63,4% de la facturación consolidada del sector. Por parte de generación de empleo, el sector de la defensa ocupa de forma directa 26.500 personas, lo que ascienden a 78.000 empleos si se considera la actividad indirecta e inducida. Un aspecto relevante del sector de la defensa es que destina el 10,3% de su facturación a la I+D+i, reflejo de su constante apuesta por la innovación como razón de ser.

Estos datos han permitido a la industria de defensa situarse como líderes mundiales en tecnología vanguardista y productos desarrollados en España. El presidente de TEDAE, Ricardo Martí Fluxá, defiende que estas industrias son pilares del nuevo modelo económico que España necesita y generan importantes beneficios económicos e impulsan una industria auxiliar presente en todas las regiones de España.

El continuo crecimiento y aportación de la industria de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio en España no solo beneficia a la economía nacional, sino que también fortalece el papel de asociaciones y entidades como agentes clave en el fomento y desarrollo de estas industrias estratégicas.

Industrias innovadoras que en 2025 estarán representadas en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad de España, FEINDEF, que en su cuarta edición los días 12, 13 y 14 de mayo de 2025 en IFEMA (Madrid) contará con más de 50.000 m2 de exposición y una participación estimada de 35.000 asistentes profesionales y más de 500 empresas expositoras.